Aglutinar a todos los pensionados del Banco de la República y de las Entidades Adscritas para fortalecer nuestra presencia en los organismos representativos de los pensionados en el país, y así poder garantizar ser atendidos y escuchados cuando nuestros derechos se vean amenazados o vulnerados.


 
  Proponer e implantar las mejores soluciones a los problemas que afectan a todos los afiliados en el orden económico, social y cultural, para conseguir mejoras sociales y económicas que eleven su nivel de vida.

Además, nuestra preocupación por la modificaciones efectuadas a raíz de la inclusión de una reforma pensional en la Constitución Política de 1991 iniciada  el 31 de Julio del 2005 con  el acto legislativo 001 donde se establece  un  régimen de transición que términa el 31 de Julio del 2010  y  mediante el cual se determina  que a partir de esa fecha se acabaran  los regimenes especiales.